top of page

Las Matemáticas universitarias y su mundo divergente

Es bien común escuchar que el mundo matemático se caracteriza por ser excelso en la forma de evaluarse, pero además desafiante. En teoría, lo es, pero no del todo, sin embargo, estas barreras nos permiten aprender y seguir adquiriendo el conocimiento necesario para afrontar el mundo real de algún u otro modo.


Me presento, soy un estudiante de la carrera de Pedagogía en Matemática en la Universidad Austral de Chile, oriundo de la novena región, específicamente como a mí me gusta decir “de la tierra del Bombo Fica, Purén”. Tomé el gran riesgo de venir desde muy lejos a estudiar en esta zona y en esta Universidad producto que reunía mis interés y proyecciones a futuro que yo como profesional deseo adquirir. Como profesor en formación, algo que es bien recalcado en el transcurso de la carrera, las matemáticas son un arte, y para ello debes entrenarte lo suficiente para fluir en ella. No todo es cálculo y resolver problemas, muchas veces es ingenio y experiencia, se demuestra, palabra clave, mediante las competencias u olimpiadas matemáticas, o los mismos instrumentos evaluativos que aplican los docentes en la Universidad.


Yo venía con una buena base de matemática desde el establecimiento en el que me gradué, pero el mundo se me fue de cabeza cuando la realidad que se afronta en la educación superior es diferente. Con esto aludo que ya no era tanta mecanización, si no expresión e interpretación. La formación matemática es de entrenamiento, con esto me refiero a que debes reproducir la gran cantidad de ejercicios matemáticos con la materia resumida. Es algo difícil de comprender en primera instancia, pero más no imposible de ejercer, esto sencillamente se ve a cabo con copiar un ejercicio matemático, y luego hacer el mismo ejercicio, pero aplicando la memoria, o sea, hacer todo lo que recuerdes. Hay que entender que muchas veces las matemáticas son mecánicas, y demás, pero no salen las cosas por arte de magia, tú debes haber visto la dinámica del problema antes, y con tu caja de herramientas mental debes aplicar lo que ya viste.


Con la línea de ingenio y experiencia, uno cree que los procedimientos para resolver un ejercicio debe ser único, cuando la realidad es que no funciona así. Te puedes saltar muchos pasos y llegar a lo mismo que la respuesta final. Las matemáticas no tienen una única forma de llevarlo a cabo, existen muchas, lo que, si se respeta un orden para mantener una respuesta pareja y estable, pero la forma en la que llevas a cabo la resolución puede simplificar tu vida al máximo. Sin embargo, sucede algo muy curioso, y es que cuando observamos que la respuesta final es muy fácil o no tan compleja como parece cambiamos lo que tenemos, y lo volvemos complejo lo que nos lleva a cometer un enorme error al comprobar la solución final con lo que habíamos escrito resultando que lo eliminado estaba correcto, son incontables las veces que me ha sucedido, y en su mayoría, en el proceso universitario.


Es divergente y curioso, no cambiaría mi carrera por otra, no me declaro conocedor de todo, asumo que seguiré aprendiendo de los desafío y errores, pero para eso vine, a probarme una vez más mis capacidades. Dejo a todxs invitadxs a visitar mi Studygram “studymath.70” en Instagram, mi cuenta no se basa en matemáticas únicamente, si no en mi travesía estudiando, y demás. Además, agradezco la oportunidad de reforzamiento Calbuco por darme esta posibilidad de compartir mi experiencia, estoy feliz de poder colaborar de alguna u otra forma




.


26 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page