top of page

¿Qué sentimos cuando no entramos a la universidad?

Cuando no eres admitido en una universidad pública, sufres una sensación de pérdida que genera reacciones muy similares al proceso del duelo. Es normal, aunque lo mejor es aceptar la noticia cuanto antes y seguir adelante. ¡No pierdas tu meta!


El día de los resultados suelen ser de muchos nervios, el echo de saber que puedes o no haber quedado. El momento de consultar los resultados y ver que efectivamente no quedaste.


Tu reacción es similar a la de alguien que ha sufrido una pérdida emocional importante, y seguramente pasarás por las cuatro etapas identificadas por algunos estudiosos del proceso del duelo: incredulidad, enojo, depresión y aceptación.


Esa sensación de “valer menos”, de “estar fuera”, de no tener más opciones; el miedo de “perder el tiempo”, de “desfasarte” de tus amigos y de tu generación; la rabia por sentir que el enorme esfuerzo no fue proporcional al resultado, que todo es “una injusticia”.


Puedes llegar a vivir todo esto como un auténtico drama, aunque no tiene por qué ser así.


El proceso del duelo contiene una fase positiva, la de la aceptación, que llega con el tiempo y te permite dar pasos adelante para buscar nuevas opciones y seguir el camino que tenías planeado.


Algunas ideas te ayudarán a llegar lo antes posible a la aceptación:

1. Permítete sentir tus emociones. Es normal sentirse triste, frustrado o decepcionado después de recibir una noticia como esta. Es importante que te des un tiempo para procesar tus emociones y aceptar que no fue posible en esta ocasión. Pero no te quedes atrapado en esos sentimientos negativos por mucho tiempo.


2. Aprende de la experiencia. Considera por qué no has sido admitido en la universidad y analiza las áreas que necesitas mejorar. Podrías hablar con los consejeros de tu escuela para recibir retroalimentación. Luego, puedes trabajar en esas áreas para que puedas tener mejores oportunidades en el futuro.


3. Busca alternativas. Hay muchas otras opciones disponibles. Podrías plantearte volver a hacer el examen o tomar un año sabático y dedicarte a trabajar. No te rindas, sigue buscando y considerando todas las posibilidades.


4. Habla con alguien. Comparte tus sentimientos con amigos y familiares que te apoyan. Es posible que otros hayan pasado por lo mismo y puedan ofrecerte su perspectiva y consejos para superar esta situación.


Recuerda que este rechazo no define quién eres ni determina tu éxito futuro. Mantén una actitud positiva y sigue adelante, trabajando duro para lograr tus metas.




Nueva colaboración con @made_by_cruzita, donde nos cuenta la experiencia de lo que sentimos al no poder pasar el examen de admisión universitaria. Muy recomendada esta cuenta, así que no duden en seguirla :)


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page