top of page

Amor propio

“El amor propio es el amor más difícil de conseguir.”


Me miro en el espejo y veo otra imperfección, quizás tendría que tener mis ojos más grandes, o mi cabello de otro color, o quizás ni siquiera me gusta mi cuerpo, quizás no me gusta nada de mí.


Es como si fuera mi peor enemiga, sin querer noto todos mis defectos como si la apariencia fuera lo más importante, como si no importara lo que soy interiormente y todo lo que he conseguido.


Dejé de comer como si mi cuerpo no sufriera, pasaba días comiendo una vez al día porque ni siquiera tenía ánimos de cocinarme algo, porque después de todo, estaba viviendo sola y nadie se daba cuenta si comía o no.


Dicen que toda acción trae consecuencias, y así lo fue, me detectaron anemia. Y todo eso lo conseguí porque mi propia mente me decía que no me alimentara lo suficiente, que no era necesario.


Pero claro que sí era necesario, necesitaba amor propio, necesitaba que la Monse del pasado despierte y sé dé cuenta de los errores que cometía con sus acciones, del daño que nos hacía.


Ahora, lo más increíble es que estoy aprendiendo el amor propio, ¿es algo necesario? Claro que sí, claro que es necesario, porque cuando los días sean malos son los días en la que más me tengo que abrazar, porque cuando nadie crea en mis capacidades debo ser yo la qué se debe animar a intentarlo, porque al final del día siempre voy a ser yo.


Espero algún día amarme por completo y aceptarme tal como soy.




24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page